El cultivo de vegetales es cada vez más difícil: regulaciones de mercado, cambio climático, nuevas expectativas de los consumidores, presión de enfermedades y plagas, objetivos de rendimiento...

Los equipos de Sakata están tomando estos factores en consideración, poniendo todos nuestros esfuerzos en cultivar y producir las mejores variedades, para marcar la diferencia en sus mercados, y así asegurar un futuro mejor.